EL DÍA DE LA MADRE ES TODOS LOS DÍAS

El amor de madre es incondicional por definición y no espera retribuciones.

El amor de madre posee la facultad de multiplicarse sin perder fuerza. No baja con el número de hijos, sube, crece, se desparrama en cada uno de ellos.

El amor de madre no conoce la traición y jamás lastima intencionalmente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*