LA HUMILDAD COMO VALOR

“La arrogancia y el deseo de dominar a los demás, aunque a primera vista parece una señal de superioridad, de poderío y de seguridad en sí mismo, no lo es, pues querer dominarlo todo y a todos, refleja inseguridad y necesidad de afirmar la personalidad anulando a otros.

Quienes actúan de esa manera, quizás por un tiempo logren tener bajo control a muchas personas y situaciones a través de la manipulación y hasta del abuso. Pero ese aparente éxito no es duradero y ocasiona un gran daño a personas e instituciones completas.

Recuerda que ser humilde no te hará menos valioso, solo las personas centradas y que conocen su valor, no temen reconocer a quienes los superan en alguna área y agradecen tener la capacidad de seguir aprendiendo cada día. No olvides que nuestra vida entre más sirva a los demás es más plena e importante.

Estudia, lee y descubrirás que los líderes que han hecho los aportes más valiosas a la humanidad no fueron los más déspotas, ni los más crueles, sino los más valientes, sabios y humildes. Por ejemplo: Abraham Lincoln, Gandhi, Einstein, Mandela, Luther King, Teresa de Calcuta, y el mayor de todos y el más humilde Jesús“.

io3

1 Comentario

  1. Que profundo y verdadero mensaje. Agradezco haberlo compartido conmigo y hacerme parte de la mirada y objetivo, de quienes siguen pensando que «la humildad es el gran poder del quien aspira a ser mejor persona».

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*