EL TEMOR A TOMAR RIESGOS

“En un país en guerra, había un rey que causaba mucho miedo. Cuando tomaba prisioneros en las batallas, los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro lado, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

El rey hacía formar a los prisioneros en círculo en la sala y les decía:

“Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros, o pasar por esa puerta misteriosa”

Todos elegían ser muertos por los arqueros, creían sería una muerte rápida, sin tanto sufrimiento.

Tiempo después, al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido fielmente al rey, se dirigió al soberano y le dijo:

Señor, ¿le puedo hacer una pregunta?
Dime, soldado – repuso el soberano
¿Que había detrás de la horrorosa puerta?
Ve y mira tú mismo, le respondió de inmediato el rey.

El soldado separó temerosamente la puerta pero, a medida que ella se abría, fueron entrando unos brillantes rayos de sol que iluminaron el ambiente. Finalmente descubrió que conducía a la libertad.

puerta

El soldado, admirado, sólo miró al rey mientras éste le explicaba:

Yo les daba a todos la posibilidad de realizar una elección; pero ellos preferían morir antes que arriesgarse a abrir esa puerta“.

¿Cuántas personas prefieren seguir mal, porque no se atreven a tomar una d

ecisión de cambio?, ¿Cuántas personas por miedo, no le confiesan a alguien lo que sienten por el temor al rechazo, siendo que al no decir nada, igual están perdiendo la oportunidad?.

Recuerda:

“Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.” – Henry Ford

Fuente: La Culpa es de la vaca

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*